12 de marzo de 2012

Como intentar recordar un sueño

Recordar lo nuestro es como intentar recordar un sueño. Un sueño breve, intenso, fugaz; que se derritió con el paso de los amaneceres y las puestas de sol.
Pero queda aquel recuerdo, una luz que ilumina la memoria. Brilla, pero aun así es difícil de encontrar; está enterrada bajo montañas de ceniza.
Sí, fue real. Tu y yo, dos adolescentes enamorados. A veces olvido la magia que nos acompañó durante esos días de finales de primavera.
Y es triste, frustrante. Querer recuperar ese amor, esos momentos tan preciosos, y no poder porque la vida ha seguido y todo ha cambiado.

Una canción, un acorde de guitarra, tú, el primer amor tocando a la puerta.


2 comentarios:

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

El amor es difícil de olvidar, siempre hay cosas que te hacen recordar esos momentos llenos de alegría y de besos dulces. Y muchas veces queremos recuperar lo que perdimos, aunque ya no sea posible.
Animos y un besito!

Joana

Xikaakira dijo...

O.o precioso!!!!
Si es triste no poder recuperarlo, pero seguro que otro mejor vendra!!
Bss